.Image { text-align:center; }

23 de enero de 2016

Poetas del siglo XXI

Me fascina la última generación de poetas nacionales. Gente joven, nacida en los ochenta y noventa. Chicos y chicas que no tienen miedo a decir lo que piensan, a expresarlo abiertamente y a hacerlo sin pudor, sin límites, sin vergüenza. Capaces de usar términos que serían tachados de soeces, vulgares, "el lenguaje de la calle", pero que ellos meten en contexto y lo convierten en la más hermosa declaración de intenciones. Hablan de sentimientos, de amor y desamor, de sexo, de la vida, de vivir y disfrutar y de crítica social. Usan las palabras para mostrarse irreverentes, duros y directos. También para crear la más hermosa declaración de amor. Como todo, es cuestión de gustos. Yo os traigo a Irene X, Elvira Sastre, Escandar Algeet, Defreds y Marwan. 


Elvira Sastre (1992), segoviana residente en Madrid, es escritora, traductora literaria y filóloga inglesa. Ha publicado "Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo", "Baluarte", y "Ya nadie baila".

Escandar Algeet. (Palencia,1984). Estudió cine en Ponferrada. Vive en Madrid, donde ha desempeñado todo tipo de empleos. Ahora se declara “camarero sin cámara” y edita la revista pro-vocación. Ha publicado "Alas de mar y prosa", "Un invierno sin sol", "Y toda esa mierda", y "Ojalá joder".

Defreds. (1984. Vigo, Pontevedra). Ha publicado "Casi sin querer" y "Cuando abras el paracaídas", en el estilo de prosa poética. La última incorporación a esta generación llena de talento

Irene X (1990) Zaragoza. Ha publicado "El sexo de la risa", "Grecia" y "No me llores". 

Marwan. Madrid, 1979. Poeta y cantautor. Ha publicado "La triste historia de tu cuerpo sobre el mío", "Apuntes sobre mi paso por el invierno" y "Todos mis futuros son contigo".

Aquí os dejo algunos de sus libros y fragmentos.




Lanzarse al vacío

Estabas muy abajo. Y desde allí, apareció tu cielo. Escalaste,
poco a poco. Respiraste fuerte al llegar. Saltabas y reías. Era
el precipicio más bonito por el que habías paseado jamás. Te
arrimabas al borde de sus labios cada noche. Te columpiabas
fuerte de sus caderas. Pero un día se rompió la cuerda de
vuestra mirada y caíste... sin paracaídas, sin control. Al vacío.





Me necesito.

Hoy he vuelto a ver a la necesidad en contra de todos.
Cerrando el bar con sus tacones altos después de romper un par de corazones.
Volviendo descalza para cortarse con lo que rompieron otros.
Tan bonita que puede.
La mismísima tristeza le agacha las orejas a la necesidad , pero la acompaña siempre
a todas partes.
No creer en el amor es ser un inepto que no admite
que tiene a la necesidad follándose a la tristeza
y esperando a que se le corra en la cara
para que se vaya sin avisar una mañana de estas.






Me da igual tu museo

Intenté seducirla con batallas ganadas
le enseñé las medallas
y también, para ablandarla,
dispuse ante sus ojos
un muestrario completo de mis heridas.
Ella callaba y yo seguía.

Espera, me dijo.
Mira, me da igual tu museo,
no quiero tus reliquias del pasado,
yo lo que quiero es estar en tu presente,
yo lo que quiero es que me enseñes tu futuro.





Fui yo.
Me alejé incapaz de hacer all in en nuestra
apuesta.
Lo estropeé y luego dije: no quiero un amor
estropeado.
La fuerza se me fue por las letras
e hice daño, que es lo que he hecho toda mi vida.

Te cambié por miles.
Que valían millones.
Menos que tú.
(extraído de su blog)







Te vi follar y fallar y no sé cuándo
me gustaste más:
cuando te contemplé proclamándote diosa
o cuando te observé confesándote humana.










6 comentarios:

  1. El libro de Marwan me parece una maravilla, siempre que voy de librerías me dan ganas de llevármelo a casa y al final nunca lo hago. Pero siempre le echo un ojo.

    De Irene X he oído hablar, pero la verdad es que en tema de poesía estoy muy verde, así que esta entrada que hoy nos has hecho me ha gustado mucho y ha despertado mi curiosidad por un género que he tocado muy poco. Casi nada.

    Feliz finde, Lidia
    ¡Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mónica! Reconozco que yo los he descubierto hace muy poco, gracias a una amiga que me enseñó un poema de Escandar Algeet y otro de Irene X y a partir de ahí empecé a seguirles la pista. Obviamente, poco tienen en común con los autores clásicos pero comparten esa forma de emocionar, sorprender y hacer que te sientas identificado con muchos de sus párrafos. Me alegro de que te haya gustado la entrada que, aunque parezca breve, me ha resultado bastante difícil hacerla.
      ¡Feliz fin de semana y felices lecturas!
      Un beso.

      Eliminar
  2. Otra culpable de tener abandonada la poesía, pero es inevitable que la curiosidad se despierte cuando lo pruebas. He empezado por Irene X a la que ya he descubierto en las redes y desde ya me declaro admiradora rendida y convencida. Gracias otra vez y feliz semana :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que Irene es quizás la más irreverente, la más visceral. Su poesía te golpea. Últimamente ando deslumbrada con Defreds (brutal en las redes sociales).
      De todas formas, aquí cada cual intenta cubrir sus carencias, así que yo le he puesto remedio a lo de "Flores en la tormenta" y ahora entiendo muy bien por qué la recomendabas...
      Besos y feliz semana para ti también.

      Eliminar
  3. Muchas gracias por mencionarme. No es que yo escriba poesía (Que no lo hago), pero si intento escribir siempre sobre cosas reales. Un abrazo fuerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por pasarte, comentar y dejar que tu prosa poética (que no poesía, como bien dices, y a lo que voy a poner remedio ahora mismo en la entrada) continúe en mi blog. Es un placer leerte y seguirte en las redes. Un abrazo.

      Eliminar