.Image { text-align:center; }

6 de julio de 2016

Poetas del s.XXI (II parte)

En enero publiqué una entrada bajo el mismo título -probablemente inapropiado porque no todos pueden definirse como tal- en la que os daba a conocer a varios escritores con muchísimo talento y que sorprenden más porque sin pasar de los treinta ya demuestran mucha madurez en aquello que hacen y transmiten. Eran Marwan, Elvira Sastre, Irene X y Defreds.

Hoy quiero ampliar esa entrada con esta segunda parte y poder así traeros dos pequeñas joyas para leer y releer y que han pasado a formar parte de la estantería que he apodado como libros-botiquín, a los que recurrir para cerrar heridas, para reflexionar, para emocionarse, para llevar siempre en la maleta o tener siempre a mano en la mesita de noche.

Son Primero de poeta, de Patricia Benito, nacida en Las Palmas de G. C. en 1978 y Serendipia, de David Sadness, nacido en Albacete en 1996.


Primero de poeta, es un poemario que no llega a tener cien páginas, con una edición preciosa, pequeña, cuidada y original (igual que el punto de lectura que incluyen en su envío). Está dividida en varias partes, pero sobre todo me quedo con los versos que van desde "del amor y otros desastres" a "hasta el infinito y más allá". Hay pensamientos, amor, desamor y muchas ganas. Gracias, Mónica Brandon, por dármela a conocer con esta entrada tan bonita que hiciste hace varias semanas. 


Ya sabéis que siempre me gusta dejar un fragmento. En este caso me estoy tomando la licencia de poner el extracto completo. Me encantaría que la autora no lo entendiera como una violación de los derechos de autor (aunque técnicamente lo sea, y yo esté más que dispuesta a eliminarlo a petición suya). Éste lo he tomado de su blog.

---- tengo que ----

Mis alas me piden a gritos que las abra.
Tantas veces he querido hacerlo y no me
han respondido, que me sorprende que
sean ellas solas las que tomen las riendas.

Y es que ahora me siento bien.
He llegado a entender que el que no quiere
estar en tu vida, no está y no puedes hacer
nada para remediarlo y seguramente, no
debas hacerlo. Y los que quieren estar,
mueven montañas porque así sea.

Cómo se nota la diferencia.

Y sí, el día que aprendes que todo lo demás
es lo de menos, ganas.

El día que pasas un rato triste porque
alguien te cuidó mal, pierdes.

El día que no aprovechas al máximo,
se esfuma.

Y no vuelve.

Quitaos de la cabeza eso de que hay más
días que panes/ollas/pollas o cualquier
estúpida rima.

No los hay.

Y mucho menos en los que podamos
disfrutar sin condiciones. O somos muy
jóvenes, o somos muy viejos, o mañana
trabajamos, o nos duele esto o nos falta lo
otro. ¿Cuántos jodidos días te crees que
tienes para disfrutar?

Que no me refiero a que te vayas a hacer
puenting después de tomarte el Cola Cao,
o que te emborraches cada noche sin
conocimiento, o que te tires a alguien sin
preguntar ni el nombre.

Haz puenting si es lo que te apetece, tírate
en paracaídas si te mola, bebe o no, fóllate
a cualquiera que te apetezca follarte, o
quédate en el sillón, plancha la ropa,
piérdete por las calles…lo que sea, pero
que te llene. No llegues a casa pensando
que hoy ha sido el mismo puto día de
ayer y seguramente igual que los 335 días
siguientes.

Vive, joder. Vive.

Y si algo no te gusta, cámbialo.

Y si algo te da miedo, supéralo.

Y si algo te enamora, agárralo.

Tengo que, nunca es un buen comienzo. No
hagas nada que empiece con estas palabras.

Quiero/amo/me flipa/voy/puedo, es la mejor
manera para construir tus frases, tus días
y toda tu vida.


Serendipia. (Hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta).
Arte poético. Así aparece publicado por Frida Ediciones, y no podría estar más de acuerdo.  Quizá digan que, en cuanto a publicaciones y editoriales, está todo inventado. Qué va. Esta es una prueba de ello. Serendipia une los versos /pensamientos/declaraciones de David Sadness junto con su fotografía. En él se reúnen dos de sus talentos y es una delicia para los sentidos. Cada extracto está unido a una foto, preciosas todas. Y eso que está a punto de cumplir los veinte. Imaginad lo que nos espera en el futuro.

Cuenta Chris Pueyo en el epílogo: 
"Aquella vez le pregunté eso que todos querríamos preguntarle en secreto y oye, que tenía que hacerlo, como si un mago revelara sus trucos;
- ¿Con qué editas tus fotos?
- Es que no es el arco, es el arquero."

Y es justo eso. 

Os dejo un fragmento y el enlace a sus fotografías (muchas de ellas incluidas en esta edición), para que veáis de lo que os hablo.

---- MI OXÍGENO ----

Me arriesgué 
por mis corazonadas y gané
aun sabiendo que podía perderlo todo.

Pero ahora estoy frente a un contrato
y mi abogado es el futuro.

Y sin dudar
firmo.

Firmo:
que me levantaré cada mañana antes que tú
para no perderme ningún amanecer a tu lado.

Firmo:
que me voy a quedar hasta el último de tus alientos
para sobrevivir cuando me dejes sin respiración.

Firmo:
que soy  tuyo

Firmo:
que somos nuestros.

Y esta vez,
firmo en tus labios
que es mi mejor garantía.


8 comentarios:

  1. Me encanta este tipo de entradas que nos traes cada cierto tiempo :)
    "Serendipia" lo tengo apuntadísimo desde que me hablaste de él, a ver si puedo ir de librerías y le echo un ojo porque tiene muy buena pinta. No pensaba que fuese tan jovencito el autor. Si al final me hago con él, ya te contaré.

    Justamente el trocito que leí de Patricia Benito por internet y que me animó a hacerme con su libro es el que has compartido hoy con nosotros. ¿Cómo le llamas tú? Ah, sí, ¡SEÑALES!

    ¡Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mónica!
      Creo que la "idea", la edición y el resultado final de Serendipia es precioso. Aunque las fotos queden en mate, a mí me han encantado y las prefiero a si hubieran sido fotografías con brillo típicas. Le dan personalidad y suelen tener algo que ver con el texto al que acompañan.
      En cuanto a Primero de Poeta, ese es el que más me gustó o me llegó. A veces solo necesitamos que nos empujen para tomar decisiones y no dejarnos llevar por el miedo. Si no llega a ser por tu entrada, me lo habría perdido. Así que sí, creo en las señales.
      Un besazo.

      Eliminar
  2. ¡Hola, Lidia!

    Al final seréis mi perdición :) "Primero de poeta" lo tenía apuntadísimo desde que lo vi en el blog de Mónica, pero con lo poquito que nos has mostrado de "Serendipia" me he enamorado... y estoy deseando poder echarle un vistazo un día de estos, seguro que caigo y acabo llevándomelo a casa :) Muchas gracias por descubrirme tantas cosas bonitas ♥ De momento sigo con Defreds, tengo "Casi sin querer" encima de la mesita de noche y algunas noches lo cojo y leo algún que otro fragmento.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carol!
      Este tipo de entradas no suelen ser ni las más populares ni las más vistas, pero reconozco que disfruto mucho haciéndolas porque pienso qeu si puedo descubrirle a alguien un libro que nunca se habría planteado leer y encima le gusta, pues ya es recompensa suficiente. Esto no deja de ser un blog de recomendaciones sin mayores pretensiones. ;)
      Ya me contarás si finalmente caes con Serendipia. Y si te gusta "Casi sin querer", creo que "Cuando abras el paracaídas" lo hará mucho más (lo sé, soy vuestra perdición).
      Un besito.

      Eliminar
  3. Hola Lidia!!
    Me ha encantado esta entrada, me tengo que pasar por la primera parte porque creo que no la vi en su momento. De Primero de poeta que decirte, es una delicia de libro por dentro y por fuera, creo que nos llegó a la vez, me lo leí muy rápido y no quería ponerlo en la estantería ;) Y ese fragmento a mí me llegó al alma, de hecho subí una foto a Twitter. El otro me lo apunto porque me ha gustado mucho lo que has contado, versos y fotografía me gusta mucho esa combinación y no tengo ningún libro así. Gracias por enseñarnos estas cosas tan bonitas!!
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Elena!
      Hay libros de los que cuesta desprenderse ¿verdad?. A mí me pasa. Lo leo y lo dejo un par de días en la mesita de noche, luego en el sofá... es como si supiera que buscarle hueco en la estantería equivaliera a dejarlo olvidado.
      Ya verás qué edición más bonita y original la de Serendipia. Solo me decidí a comprarlo cuando lo hojeé porque de primeras, no me convencía la portada. Por eso os cuento lo que vais a encontrar, para que le deis una oportunidad en la librería.
      Si te animas a llevártelo a casa, cuéntamelo.
      ¡Un beso!.

      Eliminar
  4. Pero, pero, pero...¡ME ENCANTA! Gracias por hacerme un hueco en este súper blog. Y encima para decir cosas tan bonitas de Primero de Poeta. ¡Millones de besos! 😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Patricia. Por publicar esta pequeña maravilla llamada Primero de poeta y hacerlo con tanto detalle, y por permitir que tus versos sigan en esta entrada.
      ¡Un beso y esperando con ganas lo próximo!

      Eliminar